Un pedido rápido

Para hacer un pedido rápidamente, seleccione el producto y complete el formulario de contacto

Tratamiento y mejora de la salud de la piel con caracoles

Por todo el mundo las industrias cosmética y farmacéutica hace mucho tiempo han comenzado a comprar caracoles criados en granjas para usarlos en la fabricación de cremas o pomadas.

El gran curandero Hipócrates conocía sus propiedades curativas. Hizo pomadas para quemaduras a base de mucina, trató la tuberculosis y la anemia con caracoles.

Principalmente se comen Helix Pomatia, pero los mejores para tratar y mejorar la piel se consideran los caracoles gigantes africanos (Achatina fulica). En la naturaleza crecen hasta 25 cm, y en cautiverio su tamaño es de 10-15 cm.

Por supuesto, los moluscos encontrados en condiciones naturales no pueden ser utilizados. Pueden ser portadores de bacterias. Por esa razón se usan sólo las achatinas criadas en granjas.

Tratamiento y mejora de la salud de la piel con caracoles

En el siglo XX, después de la Segunda Guerra Mundial, los soldados japoneses trajeron a estos gasterópodos grandes a su tierra natal. Durante la guerra encontraron que es una buena fuente de proteínas. En los países de Asia comenzó un verdadero boom de caracoles. La gente preparaba diferentes platos de ellos, y luego recordó las propiedades maravillosas del moco de caracol y comenzó a usarlo para el rejuvenecimiento y la curación de la piel. Un gran porcentaje de los cosméticos japoneses y coreanos contiene mucina de caracol como uno de los ingredientes principales. Sus ventajas:

● es hipoalergénico;

● contiene colágeno, alantoína, vitaminas A, B, C, E, ácido glicólico y muchos otros nutrientes;

● no tiene contraindicaciones para su uso;

● tiene propiedades antiinflamatorias;

● contiene filtro solar natural;

● nutre, hidrata, rejuvenece la piel.

Además, en Japón hay un procedimiento muy popular: masaje con caracoles. Teniendo en cuenta todas las propiedades útiles, el efecto es visible ya después de varias sesiones. Además, también es muy agradable. Los receptores en la cara son sensibles. Los movimientos ondulatorios del molusco masajean suavemente la piel, saturándola con sustancias orgánicas.

Por lo general, el proceso ocurre así: la cara se limpia muy bien, luego la esteticista coloca un caracol en la frente y dos en los pómulos. Primero, necesitan algo de tiempo para adaptarse y conocerle. Luego comienzan a arrastrarse. El especialista orienta los moluscos, ya que siempre quieren acercarse a la boca del cliente. Allí el ambiente es el más húmedo.

La temperatura ambiente debe ser cómoda, para que los caracoles se muevan, y no se duerman. Si esto sucede, la estetista los humedece con agua y se ponen en marcha nuevamente.

La sesión dura unos 30 minutos. Después de eso, se aplica una crema neutra, cuyo propósito es mantener los nutrientes en la piel y permitir que penetren en el interior. Basta con realizar 5-10 sesiones, después de lo cual Ud. sentirá la hidratación y la pureza de su piel. ¡Su cara literalmente brillará!

Tratamiento y mejora de la salud de la piel con caracoles

Hoy en día la industria farmacéutica también está utilizando activamente los caracoles. Hay granjas que cultivan achatinas especialmente para centros de quemados. Cuando uno se quema, la mucina alivia la hinchazón, reduce el dolor y cura el tejido dañado.            El moco actúa como un ingrediente en pomadas y cremas para cicatrices, estrías y también trata la psoriasis. Las personas que padecen tal enfermedad, obtienen alivio: su piel se seca y se pela menos.

La mucina de achatinas es realmente una panacea para la salvación y la curación de la piel. La principal ventaja de la mucina es que los nutrientes que contiene son naturales. Muchos ya han experimentado el efecto visible al usar cremas, sueros y máscaras basados ​​en ella.

¡Ud. también puede probarla!

 

 

[getsocial app=sharing_bar]

Оставить отзыв

avatar
wpDiscuz

Сообщить об опечатке

Текст, который будет отправлен нашим редакторам: